CARACTERÍSTICAS

Cloriviere.png

P. PEDRO JOSE DE CLORIVIERE

QUIENES SOMOS
DÓNDE ESTAMOS
PASTORAL JUVENIL
PASTORAL VOCACIONAL
CASA JUVENIL

Desde sus orígenes, nuestra Sociedad religiosa  no tiene hábito   ni ningún signo distintivo externo, lo que nos permite vivir insertas en todos los ambientes, siendo presencia cordial, como María, en medio del mundo, unidas por la oración y la fraternidad.

Las HCM podemos vivir en comunidad o fuera de ella. Esta decisión es fruto del discernimiento y el diálogo  con la superiora,  de acuerdo a la misión y según las necesidades  y  responsabilidades familiares de cada hermana.

Esta flexibilidad   nos permite vivir en cualquier ambiente, la presencia discreta y atenta de María en Caná, ser una presencia cordial que anuncie con la vida, la palabra y la acción evangelizadora, la Buena noticia del Reino.

Vivimos en oración y discernimiento para fortalecer la unión y el seguimiento de Cristo, en atenta escuha al Espíritu   para dar respuestas acordes con los signos de los tiempos.

 

Profesamos los votos de pobreza, castidad y obediencia y por nuestras características particulares debemos sobresalir en la vivencia de la caridad hecha servicio y la obediencia, expresada en la disponibilidad para la misión, como manifestación de la voluntad de Dios.

LEMA:  "UN SOLO CORAZÓN Y UNA SOLA ALMA"

Las Hijas del Corazón de María estamos llamadas a “Formar un solo corazón y una sola alma”, por una profunda unión con Cristo, una auténtica vida fraterna y una generosa entrega al servicio de los más necesitados, con el vigor y la energía de la Iglesia naciente.

 

 

FINALIDAD:

 

Procurar siempre y en todo la gloria de Dios, el servicio de la humanidad  en  el trabajo por el Reino y en comunión con la Iglesia.

TEXTOS EVANGÉLICOS INSPIRADORES

No te pido que los saques del mundo sino que los

preserves del mal” Jn 17,15

"Ya no os llamo siervos sino amigos"  Jn 15,15

"Hagan todo lo que El, les diga" Jn 2,5

"Ahí tienes a tu Madre"  Jn 19,26

 

PRIMERA APROBACIÓN PONTIFICIA:

 

El 19 de enero de 1801, la Sociedad de las Hijas del Corazón de María  recibe aprobación verbal  por parte del  Papa Pio VII. (Const. P.87. Aprobaciones de la Iglesia)

El 24 de abril de 1857, el Papa Pio IX aprueba y confirma definitivamente, por decreto, la Sociedad  de las Hijas del Corazón de Maria.

El 18 de junio de 1890, el Papa León XIII, aprueba definitivamente las Constituciones de la Sociedad de las Hijas del Corazón de María. 

f1_bodas_espiritualidad.jpg
imagenpgweb32.jpg

MARÍA ADELAIDA DE CICÉ

Adelaidapgweb.png
WEB INTERNACIONAL
NOTICIAS Y EVENTOS
ENLACES DE INTERÉS
COMUNICACIONES
MATERIAL MULTIMEDIA